martes, 25 de octubre de 2011

Se abre un nuevo ciclo en el PJ santafesino

"Ganar es posible. Lo demostramos en las primarias del 14 de agosto y el 23 de octubre, cuando trabajamos con unidad y sentido común", dijo el electo diputado nacional, Omar Perotti. En tanto Rossi reclama una "construcción colectiva". Algunos interpretan el triunfo de CFK como el ocaso político de Carlos Reutemann y Jorge Obeid

Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

La reelección de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner abre un nuevo ciclo político en el peronismo santafesino. El primer impacto ya está a la vista: los 11 millones y medio de votos en el país y casi 750 mil en Santa Fe (42 por ciento) diluyeron a los sectores anti K. Ahora, todos son kirchneristas. O casi todos. Y con distintos matices. Algunos interpretan el triunfo de CFK como el ocaso político de Carlos Reutemann y Jorge Obeid, pero eso está por verse. Lo cierto es que el mensaje de las urnas está claro: anuncia un recambio generacional que deja en primera fila al diputado electo Omar Perotti, como ya había ocurrido el 24 de julio con la diputada María Eugenia Bielsa y ratifica la potencia electoral del PJ cuando aglutina a sus vertientes internas. "Ganar es posible. Lo demostramos en las primarias del 14 de agosto y el 23 de octubre, cuando trabajamos con unidad y sentido común", dijo Perotti.

"El peronismo de Santa Fe no tiene liderazgos exclusivos y tampoco debería tener liderazgos excluyentes", dijo el jefe del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, en los festejos del domingo. Y anunció lo que espera para el futuro: "Tiene que ser un peronismo en donde la construcción colectiva prevalezca sobre las individualidades y ahí va a estar puesto mi esfuerzo".

Rossi lidera el kirchnerismo clásico, pero existen otros matices. Uno más light, donde se podría ubicar a la diputada Bielsa. Y otro más crítico, que contiene desde Perotti hasta el jefe del Partido Santafesino y también diputado electo Oscar "Cachi" Martínez o el jefe histórico de UPCN, Alberto Maguid.

En términos de poder territorial el arco K también es variado. Por un lado están los intendentes con peso propio, entre ellos, José Luis Freyre (Venado Tuerto), Alejandro Ramos (Granadero Baigorria) o Camilo Bousquet (Ceres), los tres aliados de Rossi en la última interna del PJ. El mismo Rossi, que ha desarrollado espacios militantes en toda la provincia. Y otras expresiones como La Cámpora o la Corriente para la Liberación Nacional (Colina).

Perotti es el emergente. Por ahora, Perotti lidera un espacio que tiene su centro de gravedad en el departamento Castellanos, pero con buenas relaciones de poder. Su alianza con el sector de Obeid y Reutemann le permitió disputar la candidatura a gobernador que perdió con Rossi, pero luego lo ubicó a la cabeza de la lista de diputados nacionales. Después de la derrota del 24 de julio, quedaron algunas cuestiones pendientes con Rossi que habrá que ver cómo se resuelven.

Algunos sostienen que el triunfo de Cristina es el ocaso de Reutemann y de Obeid, que alternaron en el poder en la provincia durante cuatro períodos. Obeid hubiera podido disputar la interna del PJ con buena chance, pero prefirió excluirse. El 10 de diciembre deja su banca de diputado nacional y algunos de sus allegados dicen que quiere volver en 2013 y no descarta anotarse en la carrera a la Casa Gris, en 2015. Obeid cree que su prestigio personal puede canalizar un electorado que el 24 de julio se llevó el Pro y el actor cómico Miguel Torres del Sel.

Mientras que Reutemann tiene cuatro años más de mandato en el Senado, hasta 2015, así que es difícil imaginarlo en esa época en la lucha interna del peronismo. Perotti intentará conciliar su alianza con Obeid y Reutemann y sus relaciones con el gobierno nacional. Si logra convertirse en un nexo entre la Casa Rosada y los intendentes del PJ, bien podría equilibrar un poder territorial que hoy favorece a Rossi. Pero eso también habrá que verlo. La clave es contener a todas las vertientes del PJ. "El trabajo en unidad produjo este resultado: se volvió a ganar la provincia de Santa Fe", dijo. "Este triunfo potencia claramente al justicialismo cuando trabaja unido y ese es un mérito enorme de la presidenta de la Nación que nos planteó que quería una lista que integrara el territorio, que pudiera demostrar unidad, integración y apertura. Y ese mérito, los santafesinos lo reconocieron acompañándola en una elección no menor porque en esta provincia se competía contra un candidato a presidente que es el actual gobernador Hermes Binner, nada menos. Y nuevamente la presidenta vuelve a ganar, con lo cual ha conseguido una relación con los santafesinos muy buena. La gente la acompaña. Y es bueno festejar eso y agradecer el esfuerzo enorme que ha hecho el peronismo", agregó.

Un diario de Rafaela especuló que usted podría reemplazar en el gabinete nacional al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, que fue electo diputado nacional y suena para presidir la Cámara de Diputados.
¿Tiene algún ofrecimiento? -le preguntaron ayer en LT9.
No, en absoluto. He leído lo mismo que usted, así que pregúntele a lo que escribieron eso -contestó Perotti.

Fuente: Rosario 12 (suplemento del diario Página 12)